loading

Fotógrafo boda civil

Las bodas civiles están menos pautadas que las ceremonias que se celebran en Iglesia o por determinados ritos religioso. Es por ello que un fotógrafo de boda civil debe ser capaz de empatizar y conectar con los protagonistas de la boda: los novios. Este es uno de los puntos más importantes, junto a la habilidad del fotógrafo y el sexto sentido para ser capaz de captar aquellos momentos inesperados y gestos que no vienen marcados por ninguna pauta, sino por la naturalidad y la emoción del momento.

En este sentido, es vital que el fotógrafo de una boda civil tenga experiencia. Es lo que le aportará esa intuición que le indicará que algo va a ocurrir. Algo que no puede dejar de ser captado por la cámara. Algo que convertirá el reportaje de fotos de una boda civil en algo único e irrepetible. En lo que verdaderamente buscan los novios.

La ceremonia de una boda civil

En una ceremonia civil suele dedicarse un momento a lecturas de amigos o familiares, o está previsto realizar algún ritual por parte de los novios, o ellos mismos leerán sus votos. Un fotógrafo de bodas en una ceremonia civil debe conocer cada uno de estos momentos para poder inmortalizar las lágrimas, las sonrisas, los besos, o los abrazos que haya. Las expresiones de ese día son espontáneas, únicas e irrepetibles, y por eso es importante estar preparado para cada una de ellas. En una boda religiosa puede darse más importancia a la iglesia, a las imágenes o el altar, pero en una boda civil, el protagonismo más absoluto lo tienen los novios, o las personas encargadas de leer en la ceremonia.

Un buen trabajo de un fotógrafo en una boda civil, empieza en el estudio, conociendo a fondo el guion de la ceremonia para estar atento en cada momento, y preparado para lo siguiente que vaya a ocurrir. Es importante saber quién es la persona que va a leer, qué relación tiene con los novios, dónde va a situarse, etc. de igual manera, si los novios van a leerse algo el uno al otro, en qué momento, si van a realizar algún rito, etc. porque la situación del fotógrafo es clave para poder captar los momentos más importantes. Por eso, antes de nada, los novios deberán tener una entrevista con el fotógrafo en la que se detallen estos aspectos y toda la información que puedan adelantarle para que el resultado sea óptimo.

Otro aspecto a considerar en una boda civil es el lugar. Las ceremonias civiles pueden celebrarse en un jardín al aire libre, en una sala de un ayuntamiento, en un espacio natural, en una finca, etc. El entorno es muy importante para el fotógrafo de una boda. Especialmente en lo que a recursos técnicos se refiere. El equipo de fotografía profesional deberá adaptarse a la luz, natural o artificial; a la hora del evento, sea de día o de noche; al tiempo que haga en ese día, si está nublado o soleado, etc. Para ello, un fotógrafo de bodas deberá ir preparado con flashes y objetivos diferentes para poder cambiar en la ceremonia en función de lo que sea necesario.

En definitiva, los reportajes de fotos en bodas civiles son realmente impactantes, pues ofrecen una personalización única que permite acceder a momentos diferentes que convertirán a vuestro enlace en único. Es precisamente en este tipo de celebraciones en donde no podemos confiar la fotografía a cualquiera, pues para captar lo especial del día será necesario contar con experiencia, recursos e intuición. Justo lo que podemos ofrecerte para conseguir ensalzar tu día como merece.